Category Archives: INFARTO CEREBRAL ?

Infarto cerebral ?

El infarto cerebral es un  accidente  cerebrovascular causado por un proceso de  isquemia , durante el cual muere parte de la  masa  encefálica  debido al fallo en la irrigación sanguínea. La causa de la isquemia es la oclusión del sistema arterial cerebral debido a  aterotombrosis   o a un  enbolismo   Suele aparecer en personas de edad avanzada y asociado a factores de riesgo incluyendo previas isquemias transitoria  Los principales factores de riesgo para la aparición de un infarto cerebral son la  hipertención arterial  los  transtornos  lipidos  tabaquismo

El infarto cerebral se caracteriza por déficit neurológico de instauración progresiva, intermitente con trastornos leves al inicio y máximos al transcurrir las horas. Dependiendo de la  etiologia  suele ser de aparición durante el sueño, al despertar, con la actividad física o asociado a trastornos de hipótencion  arterial  La  tomografia  de cranéo  revela zonas de infarto mayores de 1,6 cm. El 80% de las enfermedades cerebrovasculares son debidas a un infarto cerebral isquémico y el restante 20% a una hemorragia cerebral. Un infarto debe distinguirse de una  hemorragia  y de una  hemorragia  subaracnoidea . Los infartos cerebrales varían en cuanto a gravedad, pues en un tercio de ellos se acaba produciendo la muerte del individuo.

Derrame e ictus cerebral ¿Cuál es la diferencia?

El derrame cerebral es una lesión más agresiva que el infarto cerebral

El cerebro está protegido por el cráneo y por las meninges, unas membranas de tejido conectivo que lo envuelven como si fueran una bolsa, dentro de las cuales hay líquido cefalorraquídeo.

Las meninges tienen como función principal proteger el cerebro y cerebelo (encéfalo). Podríamos decir, que el cerebro flota dentro de su caja ósea. Se trata de un mecanismo de protección añadido al hueso del cráneo.

Pero cuando un  vaso  sanguineo  se rompe y se produce una hemorragia (derrame cerebral), la sangre se extiende por el cerebro. La masa encefálica (cerebro y encéfalo) queda comprimida porque el espacio en el que se encuentra encajada por el cráneo es limitado. Esto aumenta de forma rápida y peligrosa la presión en el cerebro.

Si el derrame no se delimita, la  sangre  que se ha extendido en alguna de las meninges donde se ha producido, comprime, irrita y además deja una zona cerebral sin riego sanguíneo. Este tipo de  accidente  cerebrovasculares  son generalmente los que no se recuperan.

El derrame hemorrágico es una  lesión más agresiva y difícil de restituir que el infarto cerebral.

Ataque cerebral

Brain’s blood supply, artwork

Un  infarto o ataque cerebral es un accidente cerebrovascular prácticamente idéntico al ataque del corazón  También se le conoce como ictus isquémico. Se produce cuando se obstruye un vaso sanguíneo del cerebro. Esta obstrucción interrumpe el flujo sanguíneo de las células cerebrales  (infarto cerebral), que se lesionan o mueren por falta de oxígeno.

El ataque cerebral puede estar causado por un  coágulo de sangre  localizado en una arteria  trombo  o viajando por los vasos sanguíneos (émbolo). Las principales causantes de este tipo de ictus son la  hipertención  y  la  arteriosclerosis

Además de los fármacos anticoagulante que sirven para tratar de forma terapéutica los trombos o coágulos, nuestro cuerpo tiene mecanismos de recuperación cuando se produce un coágulo. Este buscará una nueva ruta, dentro de la extensa red de capilares sanguíneos, que permita hacer llegar la sangre a la zona infartada.

El infarto cerebral, peor recuperación

Estamos mucho más indefensos contra un derrame hemorrágico que contra el ataque cerebral porque la sangre, que sale de los vasos sanguíneos, no se puede recoger y, hay que esperar que el cuerpo la vaya absorbiendo y la búsqueda de nuevas rutas sanguíneas es más complicada porque, en general, el daño es mayor.

Microinfartos cerebrales

A medida que envejecemos se producen microinfartos cerebrales, que no necesariamente limitan nuestra autonomía, pero si tenemos los vasos sanguíneos frágiles y vamos sangrando, el daño cerebral y los efectos sobre el movimiento, la sensibilidad, la dificultad para hablar o los mareos serán más frecuentes.

Los  derrames  emórragicos  producen más muertes que los infartos cerebrales, pero los pacientes que sobreviven, se recuperan mejor y quedan menos discapacidades de  larga duración que los que han sufrido un ataque cerebral.

¿Qué es un accidente cerebrovascular o ictus?

El grado de lesión del ictus dependerá de la zona afectada

Female anatomy, artwork

Updated October 29, 2015.

También conocido como ictus o ataque cerebral, el accidente cerebrovascular (ACV) es una obstrucción o rotura de un  vaso sanguineó que interrumpe la circulación de  la sangre  Puede ser causado por un coágulo (trombo o embolia) o por unahemorragia, provocando en ambos casos que el cerebro no reciba suficiente oxígeno, lo que produce la muerte de las células cerebrales (infarto cerebral).

Causas del accidente cerebrovascular

Un ataque cerebral puede ser producido por dos causas:

  • derrame isquémico o infarto cerebral: la circulación de una parte del cerebro se interrumpe debido al bloqueo de alguna de las arterias que van al cerebro, como la arteria carotida. Es lo mismo que ocurre cuando se produce un  infarto  Este bloqueo es producido por un coágulo de sangre, es decir, por un trombo localizado en una arteria o un émbolo. La hipertensión arterial  y la arteriosclerosis son los principales factores de riesgo de los ataques cerebrales isquémicos. El 90% de los ictus sonisquémicos.

    • derrame hemorrágico: se debe a la rotura de un vaso sanguíneo que se debilita y se rompe, produciendo una inundación de sangre en un área del cerebro y  provocando la muerte de células cerebrales. Esta rotura puede estar causada por un aneurisma o una malformación arteriovenosa, debido a la fragilidad de los vasos sanguíneos causada por la edad o por una enfermedad de la coagulación de la sangre.

  • El grado de lesión dependerá de la zona afectadaen la que se interrumpió el flujo sanguíneo o se produjo la hemorragia, y el tiempo durante el que quedó obstruida. Losictus  emórragicos  producen más muertes que los isquémicos, pero los pacientes que sobreviven, se recuperan mejor y sufren menos discapacidades de larga duración que los isquémicos.Factores de riesgo del ictus:

    • FIBRILACIÓN AURICULAR: las personas con esta arritmia tienen un riesgo muy alto de sufrir un accidente cerebrovascular debido no hay una contracción coordinada de aurícula izquierda que “tiembla”. La cara interna del corazón no es lisa, tiene trabéculas y recovecos, y en esta situación, la sangre tiende a estancarse o circular más lentamente entre ellos,  incrementando las posibilidades de sufrir una embolia o una  trombosis

    La frecuencia cardíaca no es un factor de riesgo de AVC, lo que ocurre es que acompaña a este tipo de arritmias  Es una casualidad, no causalidad.

    • Diabetes: el aumento de glucosa en la sangre también puede favorecer la formación de coágulos porque la hiperglucemia daña la membrana interna de los vasos, los deteriora y favorece la formación de trombos. Por ello es tan necesario los controles del fondo del ojo en diabéticos, ya que las arterias del ojo son visibles al examinador, y son un reflejo de las del resto del cuerpo.

    •  Antecedentes familiares de la enfermedad.

    • Colesterol: porque acelera el desarrollo de la arteriosclerosis y puede producir obstrucción del vaso por el mismo mecanismo que en el corazón.

    • Arteriosclerosis: el depósito de calcio aumenta la fragilidad, la rigidez y favorece el depósito de colesterol.

    • Tumores: o malformaciones vasculares.

    • Tabaco: por el efecto vasoconstrictor de la nicotina.

    • Aumento de la edad, especialmente después de los 65 años.

    • Raza (las personas de raza negra son más propensas a morir de un accidente cerebrovascular).

    sintomás: del accidente cardiovascular

    Suele iniciarse de forma súbita e ir empeorando con el paso de las horas. Un derrame cerebral puede provocar debilidad, pérdida de la sensibilidad, dificultad para hablar y otros problemas neurológicos.

    Como las células cerebrales controlan el movimiento, parte del cuerpo puede quedar paralizado tras un accidente cerebrovascular. Habitualmente los ictus afectan solo a una de las dos partes (hemisferios) en que se divide el cerebro.

    Los hemisferios se encargan de la movilidad y sensibilidad de la mitad cruzada del cuerpo y cada parte tiene zonas específicas. Por ejemplo, el habla solo se dificulta si se lesiona el hemisferio izquierdo del cerebro (área de Broca), en la mayoría de las personas, y por lo tanto, paraliza el lado derecho del cuerpo. Al estar cruzados los nervios en el cerebro, si se produce una lesión en el lado izquierdo del cuerpo afectará al lado derecho del cuerpo y al revés.

    Diagnóstico del ataque cerebral

    Una exploración física en la que se  verifique la preción arterial  y se ausculte  un soplo  en las arterias carótidas puede avisar al médico de que hay una estrechez en la arteria, reflejo de una posible afectación en otras partes y deben ser estudiados.

    Para determinar el tipo, el área y la causa del ictus y descartar otros trastornos, se utilizan algunas pruebas complementarias que obtienen imágenes del cerebro como:

    • Antiografia  de la cabeza para localizar el vaso sanguíneo bloqueado o sangrante.

    • Doppler carotídeo (ecografía) puede mostrar si hay estrechamiento de las arterias del cuello y en consecuencia una reducción el flujo sanguíneo.

    • Tomografia  computarisada (TAC) y una  resonacia magénica  (RM) del cerebro pueden ayudar a confirmar el diagnóstico y sobre todo delimitar la zona en que ocurre y el área afectada por el proceso. Es un buen sistema de control. Además el TAC es la prueba de imagen que permite determinar si el  derrame  es isquemico o hemorragico. Ayudará a decidir qué tratamiento es el más adecuado para Ecocardiografia  y  electrocardiograma (ECG) si el accidente cerebrovascular pudo haber sido provocado por un coágulo sanguíneo proveniente del corazón. A veces es la primera manifestación de una fibrilación auricular.

    También se pueden hacer una angiografía por resonancia magnética (ARM) o una angiografía por tomografía computarizada para ver si hay vasos sanguíneos anormales en el cerebro.

    Tratamiento del ictus

    Un ataque cerebral es una emergencia médica, que necesita un tratamiento inmediato para salvar la vida y la posibilidad de reducir los problemas posteriores. Llama  al 9_1_1 (si vives en EEUU) o al número local de emergencias ante los primeros signos de accidente cerebrovascular.

    Recuerda, que al igual que en el caso del infarto, si estás sufriendo un ictus es muy importante que llegues al hospital lo antes posible.

    Cuando el accidente cerebrovascular ha sido causado por un coágulo sanguíneo, se suele administrar un fármaco trombolítico para disolverlo. También se recetan  tratamientos  anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios como el ácido acetilsalicílico (aspirina).

    La rehabilitación después de un ictus permite que muchos pacientes recuperen la mayor funcionalidad posible y ayuda a prevenir accidentes cerebrovasculares futuros.