Cáncer de pulmón:causas y síntomas

Causas, riesgos, tipos, y síntomas

El cáncer del pulmón es el cuarto cáncer más común en los Estados Unidos, después del  cáncer de la piel, de la próstata  y de mama. Sin embargo, el cáncer del pulmón es el que causa el mayor número de muertes entre hombres y mujeres, más de 156.000 cada año.

Entre hispanos, el cáncer del pulmón es el cuarto tipo más común y el que causa el mayor número de muertes entre los hombres hispanos. Entre las mujeres Latinas, el cáncer del pulmón es el segundo cáncer con mayor mortalidad, después del cáncer del seno.

Causas  Y  Factores  De  Riesgos

Fumar tabaco es la causa principal del cáncer del pulmón. Nueve de cada 10 casos se deben a fumar cigarrillos, cigarros, o pipa. El tabaco contiene químicos tóxicos que se liberan en el humo que los fumadores producen e inhalan. Los químicos se acumulan en los pulmones y eventualmente causan daño a las células  trasformándolas  en  cancerosas.

Como los químicos están en el humo del tabaco, cualquier persona, incluyendo niños, que inhale el humo de fumadores también se arriesga a sufrir este cáncer.

Esto se llama, exposición de segunda mano. Tres de cada 10 no-fumadores pueden sufrir este cáncer. Mientras más largo sea el tiempo de exposición al humo del tabaco, por fumar o simplemente inhalar el humo, mayor es el riesgo de sufrir de cáncer del pulmón.

Después del fumar tabaco, la segunda causa de cáncer del pulmón es la exposición al radón. El radón es un gas incoloro e inodoro liberado durante el decaimiento natural del uranio en la tierra. Exposición al radón es la primera causa de cáncer de pulmón entre los no fumadores

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Exposición a radón.

  • Exposición a asbestosy otras sustancias.

  • Exposición a contaminación ambiental causada por emisiones de carros o industrias.

  • Historia de cáncer del pulmón en la familia o personal.

  • Edad y cáncer; usualmente el riesgo de sufrir cáncer aumenta con la edad.

  • Sufrir de otras enfermedades del pulmón, como tuberculosis y bronquitis.

Podemos evitar algunas de las causas en la lista anterior, y reducir así el riesgo de sufrir cáncer. Una de las mejores maneras es dejar de fumar. Este hábito puede ser difícil de abandonar, pero hay varios métodos que te pueden ayudar. También puedes reducir la exposición a químicos y radiaciones tóxicas. Igualmente podemos ayudar a disminuir el chance de sufrir cáncer adoptando hábitos alimentarios saludables, aumentando la actividad física y bajando de peso.

Tipos de cáncer del pulmón

El cáncer del pulmón puede presentarse en dos formas:

  • cáncer de células pequeñas, el cual causa el 13% de los cánceres del pulmón y usualmente se disemina rápidamente.

  • cáncer de células no pequeñas; causa el 87% de los cánceres del pulmón y crece más lentamente que el cáncer de células pequeñas.

El cáncer del pulmón se desarrolla a lo largo de varios años y es difícil de detectar en sus etapas iniciales de crecimiento. La experiencia ha enseñado que mientras más avanzado esté el cáncer, más difícil es controlarlo o eliminarlo. Por estas razones es muy recomendable conocer las causas y los factores de riesgo y tomar las acciones apropiadas para prevenirlas o minimizarlas.

Síntomas

Cuando el cáncer del pulmón empieza a desarrollarse no causa síntomas, pero a medida que crece e interfiere con las funciones normales del pulmón, varios síntomas aparecen, entre los cuales se pueden encontrar:

  • Tos continua que empeora y no se va.

  • Problemas al respirar, como sentir la falta de aire.

  • Toser con sangre.

  • Dolor constante en el pecho.

  • Voz ronca.

Padecer de alguno o varios de estos síntomas no es prueba definitiva del cáncer, ya que estos síntomas pueden deberse a otras enfermedades. De todas maneras, estos síntomas son muy dignos de consideración, especialmente si están presentes por semanas o meses, ya que son indicativos de un problema que puede ser serio. Es altamente recomendable visitar al médico para obtener un diagnóstico y tratamiento pronto.

Causas y factores de riesgo

Conoce y previene el riesgo de cáncer¿Qué causa el cáncer? Es decir, ¿qué transforma células normales en cancerosas? Los científicos están de acuerdo en que para que una célula sana se transforme en cancerosa múltiples eventos deben ocurrir en los genes durante un largo período de tiempo.Los genes son un paquete de instrucciones que las células siguen para llevar a cabo sus funciones. Unas de las instrucciones limitan el número de veces que las células se van a dividir produciendo células hijas.

El cáncer ocurre cuando estas instrucciones cambian por unas que no limitan el número de divisiones. El resultado es una célula que incontrolablemente produce numerosas células hijas, las cuales también son cancerosas y se dividen sin control. Las células se acumulan y forman bultos o tumores. Las células cancerosas pueden abandonar el tumor original y viajar a través de la sangre o la linfa a otros órganos y empezar tumores nuevos. Esto se llama metástasis.

Factores de riesgo

La serie de eventos que causa cáncer en una persona no es necesariamente la misma serie que causa cáncer en otro individuo, pero el producto final será cáncer en ambas personas

En muchos casos no se sabe cuáles factores específicos han causado cáncer. Lo que sí se sabe es que hay factores de riesgo para las distintas formas de cáncer. Estar expuesto a estos factores aumenta el chance de sufrir la enfermedad. Fumar tabaco es sin lugar a dudas el principal factor que aumenta marcadamente el chance de padecer de cancer del pulmón.

Fumar tabaco

Las personas que fuman tabaco tienen un riesgo muy alto de sufrir de cáncer del pulmón.Nueve de cada diez casos están asociados con fumar cigarrillos, cigarros, o pipa. El tabaco contiene químicos tóxicos que se liberan en el humo que los fumadores producen e inhalan. Los químicos se acumulan en los pulmones y eventualmente causan daño a las células transformándolas en cancerosas.

Como los químicos están en el humo del tabaco, cualquier persona, incluyendo niños, que inhale el humo también se arriesga a sufrir este cáncer. Esto se llama, exposición de segunda mano. Tres de cada 10 no-fumadores expuestos al humo pueden sufrir este cáncer. Mientras más largo sea el tiempo de exposición, mayor es el riesgo. Dejar de fumar inmediatamente y reducir la exposición al humo de fumadores disminuye el riesgo de sufrir este cáncer que es el que causa más muertes en los Estados Unidos.

Radiación

Radiación es la emisión o salida de energía desde cualquier fuente. El sol, por ejemplo, emite varios tipos de radiaciones:

  • la luz

  • la radiación térmica que nos calienta

  • la radiación untravioleta (UV) que nos broncea el cuerpo

No todas las radiaciones causan cáncer. La radiación UV es invisible y muy peligrosa porque puede causar el cáncer de la piel, el cual es el más común entre hombres y mujeres. Protégete de los rayos UV con E.C.E., es decir; Esparce, Cubre,y Evita:

Esparce el protector solar con SPF(Solar Protection Factor) #15 o mayor en los brazos, las piernas, la cara y en otras partes del cuerpo expuestas al sol.

Cubre el cuerpo con una camisa de manga larga, pantalones largos, sombreros o gorras, y usa lentes de sol para evitar que la radiación toque tu cuerpo.

Evita exponerte al sol por largo tiempo, especialmente entre las 10 am y las 4 pm, cuando la radiación es más intensa.

Otros factores que aumentan el riesgo de sufrir cáncer incluyen:

  • Asbestos; materiales que se usaron en construcción de edificios y viviendas y a nivel industrial. Cuando se descubrió que los asbestos pueden causar cáncer, la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, E.P.A.) prohibió su uso en 1989.

  • Polución ambiental: la Organización Mundial de la Salud declaró en octubre 2013, luego de analizar más de 1.000 estudios sobre el efecto de la polución ambiental en la salud, que ella es un cancerígeno a la par que los asbestos, el tabaco y la radiación. La polución aumenta el riesgo de cáncer del pulmón.

  • Hormonas; químicos producidos normalmente en el cuerpo. El aumento de la hormona masculina testosterona está en algunos casos, pero no siempre, asociado con el cáncer de la próstata.

  • Agentes infecciosos; el Virus Papiloma Humano o VPH (Human Papilloma Virus, HPV, en Ingles) puede causar cáncer en la cerviz o cabeza del útero.

  • Exceso de peso e inactividad física; cada año, más de 100.000 casos de cáncer han sido asociados con exceso de peso.

  • Factores genéticos;hay casos en los que el cáncer del seno puede afectar a la abuela, a la madre, y a varias tías, pero no a todas. Esto es una pista de que puede haber factores hereditarios, genes, en esa familia, que predisponen a ese cáncer. Esto no quiere decir que todas las mujeres que tienen el gen van a padecer el cáncer con seguridad. Ellas sólo tienen un mayor riesgo de padecerlo. Igualmente, no tener el gen no es garantía de que la mujer no va a sufrir el cáncer.

El cáncer es una enfermedad compleja. Una de tus mejores defensas es conocer los factores de riesgo y evitarlos o minimizarlos.

10 mitos sobre fumar y cáncer de pulmón

La conexión entre fumar y padecer cáncer del pulmón está clara, pero hay mitos asociados con el hábito de fumar pueden causar confusión y hacer que las personas tomen acciones que las perjudiquen a largo plazo.

Infórmate sobre 10 mitos y las realidades asociadas con fumar y el cáncer del plumón.

Mito 1: Si has fumado por años, el daño está hecho.

Realidad: Dejar de fumar tiene beneficios casi inmediatos para el corazón y los pulmones. El riesgo de padecer cáncer de pulmón empieza a disminuir con el tiempo; diez años después de dejar de fumar, los ex-fumadores han reducido el riesgo a la mitad. Nunca es tarde para dejar de fumar.

Mito 2: Los cigarrillos ‘ligeros,’ con menos compuestos tóxicos que los cigarrillos normales, son más seguros.

Realidad: Los cigarrillos identificados como ‘ligeros,’ ‘ultraligeros,’ con mentol, o ‘bajos en alquitrán’, son tan peligrosos como los cigarrillos normales. Los cigarrillos electrónicos no son peligrosos y pueden ayudar a dejar el hábito.

Mito 3: Fumar marihuana no aumenta el riesgo de cáncer de pulmón.

Realidad: Fumar marihuana puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón, pero más investigaciones son necesarias para determinarlo con seguridad.

Mito 4: Los suplementos alimentarios con antioxidantes (pastillas de vitaminas, por ejemplo), protegen contra el cáncer.

Realidad: Si bien se ha encontrado que una dieta abundante en frutas y vegetales ricos en antioxidantes puede reducir el riesgo de cáncer, el consumo de pastillas con vitaminas y compuestos antioxidantes no aporta el mismo beneficio. Consulta con tu medico antes de tomar suplementos alimentarios.

Mito 5:Fumar pipa o cigarro no causa cáncer.

Realidad: Fumar pipa o cigarro no solo aumenta el riesgo de cáncer de pulmón sino también el de la boca, la garganta, y el esófago. Además, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y de los pulmones.

Mito 6: Fumar es el único factor que aumenta el riesgo de cáncer de pulmón.

Realidad: La principal causa de cáncer de pulmón es fumar tabaco y la segunda causa que aumenta el riesgo es respirar radón, un gas inodoro, radiactivo emitido por la tierra o piedras.

El gas puede filtrarse en las casas y edificios. El radón es más abundante en ciertas zonas que en otras. Para saber si los niveles de radón en tu zona son peligrosos contacta al Departamento de Salud de tu condado.

Mito 7: El polvo de talco causa cáncer de pulmón.

Realidad: Investigadores no han encontrado asociación entre respirar polvo de talco y el cáncer de pulmón. Por otro lado, respirar o estar expuesto a asbestos o al cloruro de vinilo, usado para hacer ciertos plásticos, aumenta el riesgo de cáncer de pulmón.

Mito 8: Si te han diagnosticado con cáncer de pulmón, dejar el hábito de fumar no tiene sentido.

Realidad: Fumar durante el tratamiento reduce su efectividad y empeora los efectos colaterales. Los fumadores que tiene cirugía tienen más problemas para curarse las heridas que los no fumadores.

Los fumadores tratados con radiación para cáncer de la laringe tienen menos probabilidad de recuperar la voz que tenían antes. En algunos casos, dejar de fumar puede reducir el riesgo de padecer un segundo cáncer.

Mito 9: Hacer ejercicio no afecta el riesgo de cáncer de pulmón.

Realidad: Según estudios, hacer ejercicio regularmente puede reducir el riesgo de cáncer de pulmón hasta un 20%. Hacer ejercicio también beneficia la función pulmonar y reduce el peligro de enfermedades del corazón o de derrame cerebral.

Mito 10: La contaminación ambiental es la primera causa de cáncer de pulmón.

Realidad: Fumar tabaco es la primera causas de cáncer de pulmón. Pero en octubre 2013, la Organización Mundial de la Salud declaró que la contaminación ambiental es un cancerígeno que aumenta el riesgo de cáncer de pulmón a la par de fumar tabaco de segunda mano y los asbestos.

Cáncer de próstata:causas y síntomas

La próstata es una glándula interna del sistema reproductor masculin oencargada de producir el fluído seminal. Este fluído es parte del semen y ayuda a llevar a los espermatozoides fuera del cuerpo del hombre. La próstata normal tiene el tamaño de una nuez, pero puede aumentar de tamaño por razones benignas y malignas. El cáncer de la próstata es un crecimiento maligno. Cuando la próstata aumenta de tamaño ejerce presión sobre la uretra causando, entre otras cosas, problemas al orinar.

El cáncer de próstata es el cáncer más común entre los hombres y la segunda causa de muerte por cáncer, despues del cáncer del pulmón, el colon y recto, y el hígado.

Entre los hombres latinos, el cáncer de la próstata es el más común y la cuarta causa de muerte por cáncer. Los cánceres del pulmón, del colon y el recto, y del hígado son respectivamente la primera, la segunda y la tercera causa de muerte por cáncer entre los hombres hispanos.

Factores de Riesgo

Los científicos no han identificado causas específicas del cancer de la próstata.

Por otro lado, sí han encontrado un grupo de factores de riesgo. Estos factores no determinan que la persona sufrirá cáncer, pero aumentan la probabilidad de que el cáncer ocurra. Los factores de riesgo más comúnmente asociados con el cáncer de la próstata incluyen:

  • Edad: este es el principal factor de riesgo. La mayoría de los hombres que tienen cáncer de próstata tienen más de 65 años.

  • Antecedentes familiares: el riesgo es mayor si tu padre o un hermano tienen la enfermedad.

  • Raza: aunque cualquier hombre puede padecer cáncer de próstata, las estadísticas muestran que es más común en hombres Africano-Americanos que en los de otras razas.

  • Dieta: hay estudios que sugieren que los hombres que come una dieta rica en grasas animales y carne tiene un riesgo mayor de sufrir de este cáncer.

De los factores de riesgo, los tres primeros no puedes cambiarlos, pero es bueno saberlos porque te alertan sobre cuando considerar hacer pruebas de diagnóstico para detectar el cáncer temprano.

El factor dieta puedes cambiarlo a tu favor disminuyendo la cantidad de grasas animales y carne que comes. Una dieta más magra y balanceada no sólo disminuye el chance de sufrir enfermeades, incluyendo el cáncer, sino que también te hace más sano y fuerte lo cual te ayudará a vencer cualquier enfermedad que te afecte.

Síntomas

Al igual que otras formas de cáncer, el de la próstata no da señales de su presencia en muchos casos y hay hombres que lo padecen sin mostrar síntoma alguno. No es fácil detectarlo porque crece muy lentamente a lo largo de varios años. Por esta razón es muy recomendable hacer chequeos periódicos, especialmente a partir de los 50 años.

Por otro lado, si algunos o todos los síntomas siguientes están presentes, es altamente recomendable consultar al médico porque podrían indicar la presencia de cáncer de la próstata:

  • Problemas iniciando o parando el flujo de orina.

  • No poder orinar.

  • Tener la necesidad de orinar frecuentemente.

  • Orinar con un flujo débil o que comienza y se para.

  • Sufrir dolor o ardor al orinar.

  • Tener sangre en la orina o en el semen.

Estos síntomas no son únicos del cáncer de la próstata. También pueden indicar la presencia de otros problemas como el crecimiento benigno de la próstata, llamado hiperplasia prostática benigna, o la presencia de infección. Todos estos problemas pueden ser serios por lo que es muy recomendable consultar con el médico de la familia para precisar la razones.

Tu médico probablemente te haga exámenes preliminares para descartar algunas de las causas. Si tu médico considera necesaria una evaluación más específica, probablemente te refiera a un especialista de problemas de la próstata. Estos incluyen urólogos y oncólogos.El médico y el especialista procederán a hacer el diagnóstico y prescribir el tratamiento.

El cáncer de la próstata es más común en hombres cerca de 65 años que en hombres jóvenes. Pero si los síntomas anteriores se presentan en hombres jóvenes, deben igualmente considerarse seriamente ya que el cáncer puede ocurrir a cualquier edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *