Cáncer de mama: El cáncer enemigo número uno de la mujer hispana

Tipos y causas

De todas las formas de cáncer, el del seno afecta más mujeres que ningún otro. El Instituto Nacional de Cáncer estima que en el 2013 habrá alrededor de 232.000 casos nuevos de cáncer del seno femenino, de los cuales alrededor de 17.300 serán diagnosticados en mujeres hispanas. Cerca de 39,600 mujeres fallecerán a causa de este cáncer; 2,500 serán hispanas.

Si bien el número de casos nuevos o incidencia es menor en la mujer hispana en comparación con las no-hispanas, las hispanas tiene un 20% de riesgo mayor de morir de cáncer del seno que mujeres no-hispanas diagnosticadas a la misma edad. No están claras las razones por las que esto ocurre.

Una estadística interesante es que en las mujeres hispanas el cáncer del seno se tiende a diagnosticar cuando es un tumor grande, en vez de pequeño, como ocurre entre las no-hispanas. Toda mujer hispana debe saber que el mamograma puede detectar crecimientos pequeños antes que un autoexamen. Detectar el cáncer temprano puede salvarte la vida

Tipos de cáncer del seno

El seno femenino está formado de tres partes:

  • Las glándulas mamarias, donde se produce la leche

  • Los ductos o tubos que conducen la leche desde las glándulas al pezón

  • El tejido conectivo que rodea y sostiene las glándulas y los ductos, el cual está formado de tejido graso y fibroso.

Hay varios tipos de cáncer del seno, dependiendo del tipo de tejido donde se origine. Se puede originar en los ductos o en las glándulas mamarias. Las formas más comunes de cáncer del seno incluyen:

  • Carcinoma ductal: esta es la forma más común de cáncer del seno. Las células que se transforman en cancerosas son las que cubren la pared interna de los tubitos que llevan la leche al pezón.Se llama “in situ”, cuando las células no crecen fuera del interior de los ductos.Se llama “invasivo” cuando las células cancerosas crecen sin control e invaden otros tejidos del seno u otras partes del cuerpo.

  • Carcinoma lobular: es este caso las células que forman los lóbulos, es decir las glándulas mamarias, se transforman en cancerosas.Se llama “in situ”, cuando el tumor limita su crecimiento a la glándula mamaria donde se originó.Se llama “invasivo” cuando el cáncer sigue creciendo e invade los otros tejidos del seno u otros órganos del cuerpo.

Síntomas

El desarrollo del cáncer del seno puede ser difícil de detectar en sus principios porque no produce  síntomas, pero esta situación cambia a medida que el tumor crece.

Los expertos recomiendan que las mujeres se hagan pruebas de imágenes, como el mamograma, con la frecuencia apropiada para su edad ya que esta prueba puede detectar bultos pequeños que no son palpables con autoexámenes. Mientras más pequeño sea el crecimiento, mayor es la probabilidad de eliminar el cáncer. Los tumores detectables con un autoxamen son más grandes, en estado avanzado, y la probabilidad de vencer el cáncer menor.

Consulta con tu médico cuando cuando hacer un mamograma de diagnóstico. Recuerda que puede salvarte la vida.

Como parte de mantener la guardia contra este cáncer, los médicos recomiendan estar pendiente de los siguientes cambios en los senos:

  • Cambio en el tamaño o forma de los senos

  • Un bulto o crecimiento detectable al tacto en la superficie del seno o en la zona de la axila

  • Cambios en la textura de la piel del seno, como hundimientos o zonas sobresalientes

  • Pezón vuelto hacia adentro del seno

  • Fluido que sale del pezón, especialmente si tiene color de la sangre

  • Cambios en la textura de la piel, como por ejemplo de apariencia escamosa, rojiza o hinchada

Es normal que durante el período menstrual los senos cambien un poco su apariencia y sensibilidad al tacto, pero cuando uno o varios de los síntomas anteriores no desaparecen es altamente recomendable acudir al médico para que determine la causa.

En la mayoría de los casos la causa no es cáncer, pero sólo el médico puede darte un diagnóstico y tratamiento. Los síntomas descritos anteriormente son como una bandera roja que te avisa que un tumor cancerosos puede estar creciendo en tu seno. No lo subestimes. Recuerda que este cáncer es el enemigo número uno de tu salud.

Síntomas de cáncer que las mujeres no deben ignorar

El cáncer es la primera  causa de muerte  de las mujeres hispanas que viven en Estados Unidos. El cáncer ha sobrepasado ligeramente a las enfermedades del corazón como la primera causa de muerte entre los hispanos.

En guardia contra el cáncer

Los 4 tipos de cáncer que causan más muertes entre las mujeres hispanas son los siguientes :

  • Cáncer de mama 

  • Cáncer de  pulmón y bronquios

  • Cáncer de colon y recto

  • Cáncer de  páncreas

Síntomas que no debes ignorar

Si presentas alguno de los síntomas siguientes de manera consistente por varias semanas, no los ignores. Haz una cita con tu médico y descríbele tus síntomas para que te de un diagnóstico.

Estos síntomas pueden deberse a cáncer o a otra enfermedad que también merece atención médica.

Síntomas de cáncer de mama

El desarrollo del cáncer del seno puede ser difícil de detectar en sus principios porque no produce sintomas  pero esta situación cambia a medida que el tumor crece.

  1. Cambio en el tamaño o forma de los senos

    • Un bulto o crecimiento detectable al tacto en la superficie del seno o en la zona de la axila

    • Cambios en la textura de la piel del seno, como hundimientos o zonas sobresalientes

    • Pezón vuelto hacia adentro del seno

    • Fluido que sale del pezón, especialmente si tiene color de la sangre

    • Cambios en la textura de la piel, como por ejemplo de apariencia escamosa, rojiza o hinchada

    Es normal que durante el período menstrual los senos cambien un poco su apariencia y sensibilidad al tacto, pero cuando uno o varios de los síntomas anteriores no desaparecen es altamente recomendable acudir al médico para que determine la causa.

    Síntomas de cáncer de pulmón

    Cuando el Cáncer de pulmón ?, empieza a desarrollarse no causa síntomas, pero a medida que crece e interfiere con las funciones normales del pulmón, varios síntomas aparecen, entre los cuales se pueden encontrar:

    • Tos continua que empeora y no se va.

    • Problemas al respirar, como sentir la falta de aire.

    • Toser con sangre.

    • Dolor constante en el pecho.

    • Voz ronca.

    Síntomas de cáncer de colon y recto

    El cáncer colorectal  no causa síntomas en la mayoría de los casos, pero hay ocasiones en las que puede indicar su presencia con los siguientes síntomas:

    • Sangre en las heces

    • Cambio en los hábitos de ir al baño, por ejemplo tener diarrea o estreñimiento que no se va

    • Heces delgadas

    • Dolor en la parte inferior del abdomen

    • Pérdida de peso que no puedes explicar

    Síntomas de cáncer páncreas

    El cancer de pancreas  es silencioso y la mayoría de los casos se detectan en estado avanzado cuando es más difícil curarlo. Este cáncer es más común en personas mayores de 65 años.

    • Náuseas y vómitos

    • Heces pálidas que flotan en el excusado

    • Dolor en la parte superior de la barriga o en la mitad de la espalda

    • Orina de color oscuro

    • Ictericia, o tener la piel y los ojos amarillos

    • Pérdida del apetito

    • Debilidad o cansancio extremo

    • Pérdida de peso sin razón

    Diagnóstico temprano salva vidas

    El cáncer es una enfermedad compleja cuya probabilida de curarla o controlarla aumenta mientras más pronto se la diagnostique.

    Cáncer de mama: el mamograma

    Los expertos recomiendan que las mujeres se hagan pruebas de imágenes, como el mamograma, con la frecuencia apropiada para su edad ya que esta prueba puede detectar bultos pequeños que no son palpables con autoexámenes. Mientras más pequeño sea el crecimiento, mayor es la probabilidad de eliminar el cáncer. Los tumores detectables con un autoxamen son más grandes, en estado avanzado, y la probabilidad de vencer el cáncer menor.

    Consulta con tu médico cuando cuando hacer un mamograma de  diagnóstico  Recuerda que puede salvarte la vida.

    Cáncer de colon y recto: la colonoscopía

    En el caso del cáncer de colon y recto es possible detectarla y eliminarla temprano en su desarrollo cuando todavía el crecimiento no se ha transformado en canceroso. Estos creciminetos pre-cancerosos se llaman pólipos. Los pólipos parecen unos bultitos de tejido en la superficie del colon y recto.

    Los pólipos pueden detectarse mediante una colonoscopia Este procedimiento permite al médico observar directamente con una mini-cámara si hay pólipos en el colon y recto mientras el paciente está anestesiado. Si el médixo encuentra pólipos, los puede eliminar inmediatamente. Los pólipos se estudian bajo el microscoipio para determinar si son malignos.

    Respecto a los otros 2 tipos de cáncer discutido en este artículo, el de  pulmón,  y de higado, por ahora no hay pruebas para detectarlos temprano o antes de que se conviertan en malignos. La mejor estrategia en este caso es llevar un estilo de vida a favor de tu salud, es decir eliminando o reduciendo marcadamente los factores qu aumentan el riesgo de padecer cáncer.

    Síntomas menos conocidos del cáncer de mama

    El síntoma más conocido de cáncer de mama es tener bultos en los senos. Estos bultos reflejan el crecimiento del tumor y la mejor manera de detectarlos temprano, cuando los tratamientos son más efectivos, en haciendo mamogramas regularmente.

    Los autochequeos, palpando los senos para detectar los bultos, pueden ayudar a detectar bultos, pero no detectan los bultos más pequeños. Los aurochequeos no deben reemplazar el mamograma el cual es más sensible y puede detectar el cáncer cuando empieza.

    Hay varios tipos de cáncer de mama

    No todas los tipos de cáncer de mama crecen formando bultos. El cáncer de mama inflamatorio no forma bultos y presenta signos y síntomas particulares.

    El cáncer de mama inflamatorio representa uno de cada 100 casos de cáncer de mama, pero no por eso es menos serio que el cáncer que forma bultos.

    Signos y síntomas de cáncer de mama inflamatorio

    Los siguientes signos y sintomas son tan dignos de atención y de una consulta médica como lo es el tener un bulto en el seno.

    1. Senos rojos, adoloridos o con picazón

    Los siguientes signos en la piel de los senos pueden avisar la posible presencia de cáncer de mama inflamatorio:

    • Enrojecimiento

    • Cambio a una textura escamosa

    • Picazón

    • Sentirse caliente al tacto

    • Aparición de hoyuelos

    • Aparición de puntos similares a moretones

     

    2. Dolor en la parte superior de la espalda, cerca de los hombros

    • Este puede ser uno de los primero signos de la presencia de cáncer de mama inflamatorio.

    • El dolor es parecido a dolor muscular que se siente después de hacer ejercicio, pero no desaparece al descansar o estirar los músculos

    • El dolor se debe a la presión que hace el tumor en el tejido glandular de la mama, el cual reposa en la pared del pecho

    • Si el dolor persiste luego de haber relajado y estirado los músculos, consulta con tu médico.

     

    3. Cambios en los pezones

    • Los cambios más comunes incluyen inversión o aplanamiento de los pezones debido al crecimiento del tumor

    • El pezón puede verse más pequeño y no sobresalir tanto

    • El pezón puede descargar fluido sin presionarlo

    • El fluido puede tener sangre. Consulta con tu médico de inmediato.

     

    4. Dolor, bultos o inflamación en las axilas

    • Los ganglios linfáticos presentes en las axilas son unos de los primeros en verse afectados cuando las células cancerosas abandonan el tumor de origen y migran a otras partes del cuerpo (metástasi)

    • Cuando el cáncer hace metástasi fluido drena de los senos hacia los ganglios linfáticos causando inflamación y la formación de bultos que pueden ser dolorosos

    • Los bultos se sienten duros y no se mueven al presionarlos

     

    5. Cambios en la forma o tamaño de los senos

    • Es posible que la presencia del tumor cause que uno de los senos se vea más grande que el otro

    • Uno de los senos puede colgar más que el otro

    Si se observa alguno de los signos descritos anteriormente, es muy recomendable consultar con tu médico para que haga un mamograma u otro examen que permita diagnósticar la causa de los cambios.

    Es posible que los cambios en el seno se deban a otras razones diferentes al cáncer, pero en todo caso es necesario que el médico determino la causa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *