7 Síntomas del derrame cerebral

Cada año se producen aproximadamente 795.000 casos de ictus en Estados Unidos

El  derrame cerebral  es un tipo de accidente cerebrovascular o ictus que se produce cuando el suministro de sangre se interrumpe debido a la oclusión o desgarro de una de las arterias que nutren el cerebro. Esta enfermedad cerebrovascular es la tercera causa de muerte en los Estados Unidos y es el principal motivo de invalidez en adultos. Cada año se producen aproximadamente 795.000 casos de ictus, dos tercios de ellos son iniciales y un tercio recurrente, según la Asociación Estadounidense del Ataque Cerebral.

Headache, artwork

Tipos de accidentes cerebrovasculares:

El accidente cerebrobascular  puede estar causado por un infarto cerebral o por un derrame cerebral. En el primer caso se produce por la obstrucción de un coágulo que tapona un vaso sanguíneo del cerebro, disminuyendo el flujo sanguíneo y causando la muerte de las células del cerebro situadas más allá de la oclusión y que por lo tanto quedan sin aporte de sangre. Es el mismo mecanismo de un ataque al córazon.

En el segundo caso, la causa es una  hemorragia  ocasionada por la rotura de un  vaso sanguineó  que actúa en este caso por dos mecanismos, por un lado por falta de aporte de sangre más allá de la herida y por otro, por irritación y compresión en un espacio cerrado como es el cráneo; donde hay sangre extravasada y no hay masa cerebral. Las células nerviosas comprimidas se deterioran primero y se llega a producir su muerte si no llega a tiempo la descompresión.

Puedes leer: diferencias entre el infarto cerebral  y derrame cerebral

7 síntomas del derrame cerebral

En la mayoría de las personas, los síntomas del derrame cerebral, aparecen de forma súbita y se desarrollan rápidamente son:

  • Debilidad o parálisis de una parte del cuerpo

Adormecimiento, entumecimiento, hormigueo o debilidad en la cara, el brazo o la pierna, especialmente de un solo lado del cuerpo. ¿Por qué los accidentes cerebrovasculares afectan solo a una parte del cuerpo? Porque  el cerebro consta de dos partes llamadas hemisferios donde está representada cada mitad del cuerpo humano en cuanto a sensibilidad y motricidad y como los haces nerviosos se cruzan, los síntomas aparecen en el lado opuesto del cuerpo donde se encuentra la lesión cerebral. Si se paraliza el lado derecho, la lesión está en el hemisferio izquierdo del cerebro.

  • Dificultad al hablar

El área de broca  es la encargada de producir el lenguaje y el área de Wernicke la responsable de comprender el lenguaje. Cuando se produce un derrame, el lenguaje se vuelve ininteligible, con dificultad para pensar en la palabra adecuada o para expresarla. El discurso está mal articulado. El paciente sabe lo que quiere decir pero no consigue emitir las palabras correctas.

Debido a que las zonas donde se concentra la capacidad de hablar son muy complejas pueden aparecer alteraciones muy diversas relacionadas con el habla.

  • Confusión

El ataque cerebral impide que llegue la  sangre  suficiente al cerebro, lo que hace que este funcione de manera inadecuada, lo que puede causar confusión y desorientación.

  • Trastornos sensoriales

El cerebro dispone de zonas donde se localiza el centro de visión, audición, olfato y sensibilidad, dependiendo de la localización de la lesión pueden presentarse alteraciones muy variadas, desde no reconocer aquello que vemos u oímos a oír, sentir o ver cosas deformadas o parciales.

  • Pérdida de balance o coordinación

Es posible que se presente dificultad para mantener el equilibrio sobre todo con los ojos cerrados. Para comprobarlo el médico le pide al paciente que camine con los ojos cerrados para verificar si su marcha se desvía hacia un lado, ya que este es un signo clínico de afectación cerebral. Estas personas tienen dificultad para mantenerse de pie por ejemplo al lavarse la cara o en la ducha porque cierran los ojos. Pueden sentirse mareados y tener problemas al andar bien por falta de coordinación de los movimientos o por la dificultad de caminar en línea recta.

  • Fuerte dolor de cabeza
  • Como reconocer un ictus…

Se puede experimentar un dolor de cabeza muy fuerte.

Utiliza la prueba FAST recomendada por Asociación Estadounidense del Ataque Cerebral y la Asociación Americana del Corazón para reconocer y responder a los signos de un accidente cerebrovascular:

  • F=FACE (cara) Pídele a la persona que sonría. ¿Desvía la boca? ¿Un lado de la cara está caído?
  • A=ARMS (brazos) Pídele a la persona que levante ambos brazos. ¿Un brazo se cae hacia abajo? No puede sostener ambos con la misma facilidad y el brazo cae.
  • S=SPEECH (habla) Pídele a la persona que repita una oración simple. ¿El discurso suena arrastrado o extraño?
  • T=TIME (tiempo) Si observas alguno de estos signos (de forma independiente o todos juntos), llama de inmediato al 9-1-1.

Accidente isquémico transitorio o Mini-Ataque Cerebral

Cuando los síntomas se manifiestan durante un periodo muy breve (entre dos y treinta minutos y no más de dos horas) y desaparecen completamente, podrían indicar que se está sufriendo un ataque isquémico transitorio o AIT (también conocido como tia por sus siglas en ingles).

Se trata de un trastorno en el funcionamiento del cerebro causado por una deficiencia temporal del suministro sanguíneo. Aunque estos síntomas sean breves no los ignores, y llama al 9-1-1, ya que indican un riesgo grave de ataque cerebrovascular y la posibilidad de un daño permanente.

Este proceso es más frecuente en personas mayores que pueden presentar pérdida de fuerza temporal o incapacidad de realizar una acción, como por ejemplo cerrar la mano, sostener el teléfono o an dado un a razón trasparente

Si alguien muestra alguno de los síntomas que está sufriendo un derrame cerebral, incluso si desaparecen, y lleva a la persona inmediatamente al hospital para que le  traten y recuerda registrar a qué hora empezaron los primeros síntomas.

Datos esenciales sobre el derrame cerebral

Los síntomas dependerán del área del cerebro afectada

El derrame cerebral es un tipo de  accidente cerebrovascular causado por una hemorragia. El derrame cerebral o ictus hemorrágico se produce cuando se rompe un  vaso sanguineó dentro de la cavidad craneal. El 20% de los accidentes cerebrovasculares son hemorrágicos, según el  NINDS

Stroke, artwork

.

 

El cerebro

Es la parte más grande del encéfalo, y comprende tres partes: cerebro, rinoencéfalo y bulbo raquídeo y tiene conexiones con todos los órganos del cuerpo. En la superficie el cerebro, formada por repliegues (circunvalaciones) y surcos, están representados los órganos de los sentidos y el sistema nervioso.

A pesar de que supone solo el 2% del peso total del cuerpo, el encéfalo necesita el 20% de la sangre circulante que le llega a través de una re de vasos  sanguineos  procedente de las arterias carótidas, que recorren cada lado del cuello, y de las dos arterias vertebrales, que suben por la nuca.

Como todos los órganos, el cerebro está envuelto por unas capas protectoras llamadas meninges, como  el  saco  péricardico  hace con el corazón.

Entre estas capas hay líquido llamado cefalorraquídeo por lo tanto el cerebro “flota” dentro de las meninges y no toca directamente los huesos del cráneo.

La rotura de un vaso no solo reduce o impide que las células situadas más lejos tengan reducido o anulado el aporte de  sangre  sino que la hemorragia al hacerlo en una “caja” cerrada comprime y, por lo tanto, altera otras partes de cerebro no afectadas, en principio, por el proceso hemorrágico. De hecho la masa cerebral y la sangre acumulada compiten por el mismo espacio. La falta de oxígeno y de glucosa deteriora rápidamente la función de las células encefálicas, pudiendo sufrir mareos, confusión y pérdida de conciencia. Cuando el cerebro está sin oxígeno de cuatro a ocho minutos la lesión cerebral es irreversible.

Tipos de hemorragias cerebrales

El derrame hemorrágico puede ser o bien intrameníngeo (sangre entre las meninges mezclada con el líquido meníngeo) o subaracnoideo, entre meninges y hueso. El primero es la forma más peligrosa de ictus, pero el cuerpo tiene capacidad para reparar desgarros pequeños y reabsorber pequeñas cantidades de sangre por eso la mayoría de personas con hemorragias controladas suelen recuperarse de forma significativa.

Causas

La hemorragia cerebral o derrame intracerebral puede ser ocasionada por un defecto en la pared de un vaso sanguíneo del cerebro, Aneurisma  (dilatación) o bien por malformaciones arteriovenosas. Una de las principales causas de ictus en personas mayores que sufren hipertención  Arterial  son las subidas bruscas de tensión arterial que aceleran la sangre y pueden producir la rotura de un vaso ya debilitado  por  la  arteriosclerosis  El derrame cerebral también puede consecuencia de un tumor o traumatismo en la cabeza.

Un accidente cerebrovascular isquémico es decir, la falta de oxígeno causada por la obstrucción de un vaso sanguíneo, puede evolucionar también hacia un derrame hemorrágico.

Síntomas del derrame cerebral

Los síntomas dependerán del área del cerebro afectada. El dolor de cabeza muy intenso que empieza súbitamente, acompañado de la pérdida progresiva de funciones neurológicas como incapacidad para moverse, debilidad, pérdida del habla o de la visión y confusión son los síntomas más frecuentes. Pueden ir acompañados de náuseas, vómitos, crisis convulsivas y pérdida de conciencia (sincópe).

El accidente cerebrovascular isquémico presenta síntomas similares pero de aparición más lenta. La recuperación del paciente depende en muchos casos de la prontitud con que llega al hospital y de la aplicación inmediata del tratamiento.

A veces cuando los desgarros en los vasos son muy pequeños y la sangre va saliendo del árbol circulatorio lentamente, los síntomas pueden ser  depresión  y dificultad  para  controlar las emociones  o cambios en el comportamiento del sujeto.

Diagnóstico

Ante la sospecha de una lesión cerebral el médico realizará una exploración física, además de un estudio detallado del historial médico.

Para la exploración del cerebro se utilizan pruebas de imagen que ayudarán a determinar si el accidente cerebrovascular ha sido causado por una hemorragia o por un tumor cerebral.

La  Tomografia  computarisda  y  la  resonacia magnética  son los métodos diagnósticos definitivos y esenciales que han permitido cambiar el pronóstico de estos pacientes en cuanto a calidad de vida. Si se sospecha alteraciones de los vasos será necesaria una arteriografía que permite visualizar estas irregularidades.

Tratamiento del derrame cerebral

El derrame cerebral requiere asistencia médica inmediata y control intensivo para limitar la lesión y evitar daños adicionales. El tratamiento dependerá de la causa y de la locación de la hemorragia. La preocupación básica es descomprimir el cerebro “apretado” por el derrame para que recupere su plasticidad. Las secuelas de estos procesos tan graves dependen de muchos factores desde la edad del paciente, las enfermedades concomitantes e incluso de la misma atención médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *